Las plantas del jardín son seres vivos que requieren de nuestra atención para que puedan expresar todo su potencial ornamental. Desde luego que hay unas épocas en que el jardín es más vistoso que en otras, y que cada una de las especies vegetales que lo componen tiene un momento de máximo esplendor, pudiendo ceder ese protagonismo a otra parte del jardín en otra época del año.

Rotonda Avenida Pamplona de Mutilva

Por ello es necesario seguir con atención la evolución del jardín durante todo el año, y realizar los cuidados necesarios que cada planta necesita, en el momento en que los necesita.

Invierno:

  • Es la época en la que se realiza la mayor parte de las podas. Esta tarea puede perseguir un objetivo ornamental (conseguir árboles, arbustos y setos con una forma determinada, potenciar la floración…), o funcional (eliminar ramas estropeadas, que interfieren la circulación o supongan un riesgo para bienes y personas…).
  • El invierno supone una parada vegetativa o una menor actividad de las plantas, es el momento ideal para la plantación de árboles.
  • La sustitución de árboles secos, la plantación de otros nuevos en jardines, caminos rurales, viejas escombreras o las reforestaciones en grandes superficies, son taresas que no pueden realizarse en otra época del año, suponen un volumen de trabajo importe, y realizarlas con el terreno en buenas condiciones, con “tempero”, es fundamental para asegurar la supervivencia de las plantas.
  • Se acondicionan los alcorques de los árboles: perfilando bordes, añadiendo compost y eliminando las malas hierbas que pudiera tener.
  • En caso de ser necesario, se realizarán tratamientos fitosanitarios.
  • Se realizan e implantan nuevos jardines y composiciones arbustivas o se modifican los existentes conforme a las necesidades existentes.
  • Se diseña la composición de parterres con flor para la temporada siguiente.

Poda en TajonarPrevención de incendios en Laquidain

Primavera:

  • Los parterres se llenan de color con la flor de la nueva temporada.
  • El césped comienza su época de mayor actividad. Requiere un abonado para cubrir sus necesidades nutritivas. Comienza la temporada de siega del mismo. Antes de cada corte hay que limpiar y quitar la basura que hay por el suelo de los jardines.
  • También las “malas hierbas” crecen. Hay que escardar y quitarlas de los alcorques, setos, parterres….
  • Y allá donde hace falta, hay que desbrozar; es una tarea dura pero necesaria.
  • Es un buen momento para sembrar nuevos céspedes.
  • Ha llegado la hora de la poda para determinadas especies de arbustos y setos.
  • Los riegos automáticos deben prepararse y estar a punto para porporcionar al césped todo el agua que va a necesitar durante los calores del verano.

Verano:

  • El césped está en plena actividad, y requiere de cortes frecuentes para poder mantener su aspecto. Esta tarea exige una atención continua y sin demoras. El atractivo de un césped bien cuidado se pierde fácilmente por retrasos en el calendario de siega.
  • Junto al desbrozado de zonas donde no se puede acceder con otra maquinaria, el mantenimiento del césped es la principal labor de la época de verano.
  • El mantenimiento y vigilancia del buen funcionamiento de los riegos automáticos requiere asimismo una especial atención para poder mantener verde el césped todo el verano.
  • También hay que regar todas las jardineras que tenemos en nuestras calles; que sirven para poner una nota de color en las calles.
  • No hay que olvidarse de los árboles plantados en el invierno en caminos, zonas recuperadas… Durante sus primeros años hay que regarlos para que sobrevivan.
  • Al final del verano, se empiezan a preparar las plantaciones y actuaciones del próximo año: movimiento de tierras con maquinaria para nuevos jardines, ahoyado para las plantaciones del siguiente invierno…
  • Si hace falta, se efectúan tratamientos fitosanitarios.

Jardín en verano                 Jardín en verano

Otoño:

  • La siega del césped, antes de que entre en la fase de reposo invernal, sigue siendo una actividad muy importante. El escarificado del césped se realiza también ahora. Con ello conseguiremos tener una cubierta verde rejuvenecida y más vigorosa la primavera siguiente.
  • Se sigue escardando para eliminar malas hierbas, se recogen las hojas…
  • Se abonan las praderas de césped para reponer las reservas que se han ido agotando durante el año.
  • Asimismo es un buen momento para sembrar nuevas zonas verdes.
  • Las flores de temporada que han permanecido durante la primavera y verano han terminado su ciclo y se reponen para la época de invierno.
  • Comienza la poda de setos y arbustos.
  • Los desbroces continúan y se realizan tratamientos herbicidas allá donde es necesario.

Paseo en otoño                      Paseo en otoño

Teléfono: 649 39 86 70

Fax: 948 24 34 91

Email: aranguren@aranguren.es