Aparentemente el aceite de cocina usado es un residuo que no entraña riesgos: ¿Cómo va a perjudicar algo que hasta hace un instante me ha servido para cocinar?…

 

Sin embargo, este aceite está catalogado como residuo, y tiene efectos realmente perjudiciales para el medio ambiente si nos deshacemos de él de forma incorrecta:

 

  • Atascos en tuberías
  • Alimento para roedores
  • Olores
  • Dificultades en las depuradoras de agua y encarecimiento de las tasas que pagamos todos, dado que uno de los cometidos más importantes de las depuradoras de aguas residuales es eliminar las grasas que les llegan. Vertiendo el aceite por el desagüe estamos incrementando el coste del tratamiento de las aguas.
  • Impide la oxigenación de los cursos de agua y su capacidad para albergar vida. El aceite, al flotar sobre el agua, forma una delgada película impermeable al intercambio gaseoso, con lo que impide la correcta oxigenación del agua, de forma que se ven gravemente afectados los ecosistemas acuáticos. Hace falta sólo 1 litro de aceite para contaminar 1000 litros de agua. La sociedad va descubriendo la necesidad de reciclar los aceites de cocina usados, del mismo modo que en otro momento sucedió con el vidrio o el papel. 

 

Existen alternativas para deshacernos del aceite de cocina:

 

·         llevarlo a los puntos limpios

 

·         si vives en Tajonar, Labiano o Aranguren, llevarlo al punto de recogida instalado en las Sociedades. Con este aceite, por ejemplo, dado su alto contenido energético, se puede fabricar Biodiésel. 

 

·         fabricar jabón casero. 

 

HORARIOS DE LOS PUNTOS LIMPIOS

 

Punto Limpio móvil Miércoles (excepto festivos), de 16:00 a 21:00 horas en la Plaza Mutiloa.
Punto Limpios fijos: Instalados en los aparcamientos de los hipermercados Eroski y E.Leclerc. De lunes a sábado, de 8,15 a 22,15 horas.

 

Una buena gestión de los residuos que generamos en una obligación que todos debemos cumplir, además de un gesto de compromiso a favor del medio ambiente para que nuestros hijos puedan disfrutar de un entorno saludable.