Igualdad



El Ayuntamiento, junto a otras 15 entidades locales, impulsa esta campaña para promover el cambio hacia la corresponsabilidad, tanto en espacios de ocio como en los cuidados.

La “nueva normalidad” en la que nos encontramos ha hecho que las relaciones cambien y también las situaciones vitales de cada persona. Se han suspendido la mayoría de las fiestas en nuestras localidades, pero eso no significa que el ocio y las actividades festivas hayan desaparecido. Todo lo contrario. Se han producido nuevos escenarios, nuevos planteamientos que si bien presentan nuevos retos, están basados en viejas costumbres y tradicionales situaciones de desigualdad en las que las mujeres, viven de forma diferente dichos espacios, y siempre en situación de desventaja.

Como Administraciones Públicas comprometidas con la igualdad, seguimos mostrando una postura de rechazo firme hacia las agresiones, la cual ha puesto de manifiesto en las distintas actuaciones  y campañas que ha desarrollado durante estos años.

Para estas no fiestas, deseamos que todos los espacios de ocio, sean espacios seguros y de disfrute para todas las personas, apostando por una nueva normalidad igualitaria y corresponsable, basada en el respeto y el buen trato, en las que las relaciones deben ser consentidas y aceptadas por ambas partes y corresponsables, con reparto de responsabilidades por igual.

Queremos que mujeres y hombres disfruten de la vida y de los espacios en igualdad. También en la “nueva normalidad”. NO TODO VALE.

Estas 15 EELL comparten una imagen, un lema y unos materiales de difusión (pegatinas) que argumentan la propia campaña.

El lema “CO(N)-RESPONSABILIDAD. ERANTZUNKIDETASUNA GARAI HAUETAN ERE” pretende visibilizar y  sensibilizar a la ciudadanía sobre:

Agresiones sexistas en entornos festivos y de ocio.

Queremos promover comportamientos de rechazo hacia las agresiones no solo desde las mujeres, sino desde la ciudadanía en general.

Informar que una agresión es un abuso de poder de una persona sobre otra: no es un malentendido ni un conflicto. No es legítimo cuestionar los límites de nadie, nada justifica una agresión, (ni las drogas, ni el comportamiento, ni la vestimenta, ni la manera de estar o actuar)  NI LA NUEVA NORMALIDAD

Que alguien diga NO,  forma parte de su derecho a decidir. Siempre, el NO sigue siendo NO y sólo SÍ es SÍ

 

Relaciones corresponsables en dichos espacios, la nueva realidad y las vidas.

La situación en la que nos encontramos es insostenible. La mayoría de los trabajos domésticos y de cuidados recaen en las mujeres y por si fuera poco, en entornos de ocio ellas siguen sufriendo, en ocasiones, acoso y agresiones.

El tiempo es limitado y debe ser disfrutado por todas las personas por igual.

Este año seguimos manteniendo nuestra mano como símbolo contra las agresiones y como símbolo de una Administración que se posiciona contra la violencia hacia las mujeres, contra las agresiones sexistas  y a favor de una vida corresponsable.

Cartel (Tamaño: 2MB)